• Home
  • |
  • NODE
  • |
  • EL CERMI comparte buenas prácticas sobre la...

EL CERMI comparte buenas prácticas sobre la discapacidad y el género en proyectos de cooperación internacional de las ONGD

Personas expertas del ámbito de la cooperación internacional de las ONGD han compartido buenas prácticas y experiencias sobre la discapacidad y el género en proyectos relacionados con este ámbito. 

Así lo han puesto de manifiesto en el marco de la jornada ‘Las personas con discapacidad en la nueva legislación española de cooperación internacional’, organizada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que ha tenido lugar este viernes en formato virtual.

Durante la celebración de la mesa redonda han intervenido, por parte del departamento de Cooperación Internacional de Cruz Roja, Raquel Ipiña de la Rosa; la coordinadora de la Unidad de apoyo técnico para el Desarrollo y la Acción Humanitaria en Cooperación Internacional de Cáritas, Graciela Rico; y la coordinadora de Fundación CERMI Mujeres, Isabel Caballero.
Las participantes han insistido en la necesidad de afrontar los proyectos de cooperación internacional centrados en las personas con discapacidad de forma transversal, atendiendo a las diferentes necesidades y áreas; además de contar con la colaboración y participación de los Estados, las organizaciones de personas con discapacidad de la sociedad civil y las empresas privadas. 

Además, han señalado la importancia de la sensibilización de cara a “lograr cambios en el imaginario colectivo” y, de este modo, reducir los prejuicios sobre las personas con discapacidad que impiden su plena inclusión sociolaboral.

En esta misma línea, han apuntado que resulta imprescindible fortalecer las capacidades de las personas con discapacidad, pero incidiendo en el entorno para lograr que éste sea facilitador, es decir, que “permita el acceso de estas personas tanto a los servicios como al ejercicio de sus derechos”. 

Durante la mesa redonda también se ha puesto de relieve la necesidad de ubicar los trabajos de cooperación en una realidad concreta a través del expertise que ofrecen las entidades de largo recorrido. No obstante, han recordado que muchas de las reivindicaciones y demandas de los colectivos vulnerables son compartidas más allá de las fronteras. 

LA IMPORTANCIA DEL ENFOQUE INTERSECCIONAL 

Tras esta mesa redonda, ha tenido lugar un segundo diálogo interactivo dinamizado por la vocal de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Senado por el Grupo Parlamentario Socialista (GPS), Rafael Esteban; sobre la importancia de incorporar el enfoque interseccional de derechos humanos en la política exterior de desarrollo y las claves que debería tener la nueva legislación española sobre cooperación internacional. 

Durante este diálogo han participado el asesor en discapacidad y derechos humanos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Facundo Chávez; la Asesora Especialista en Discapacidad y Desarrollo Inclusivo UNICEF, Rosangela Berman-Bieler; y el especialista Senior en Discapacidad de la Organización Internacional del Trabajo, Stefan Trömel. 

En este sentido, todos han coincidido en la importancia de incorporar en la nueva Ley de Cooperación Internacional el enfoque de género y la discapacidad desde un enfoque interseccional que preste particular atención a los grupos más desfavorecidos, como las mujeres y niñas con discapacidad. 

De la misma manera, Chávez ha asegurado que gracias a esta “se abre la oportunidad de que las personas puedan acceder en igualdad de condiciones a la participación pública, política y a la financiación de la cooperación internacional”. Además, ha declarado que también es importante para planificar la cooperación internacional para que haya un mayor espacio y conocimiento dentro del movimiento amplio de las mujeres con discapacidad”. 

Por su parte, Rosangela Berman-Bieler ha recordado que la “mayor barrera para la inclusión de las mujeres y niñas con discapacidad es el estigma y la discriminación unido a la falta de accesibilidad”. Por ello, ha manifestado que es imprescindible tenerlas presentes porque corren un “mayor riesgo” como resultado de la discriminación interseccional. 

Por último, Trömel, ha aseverado que “si no contamos con la interseccionalidad va a haber grupos que se van a quedar fuera” aunque ha lamentado que “el problema sigue y que la pandemia nos lo ha recordado”. Además, ha hecho alusión a la importancia de obtener estadísticas y conocer los datos de primera mano. 

Las conclusiones han corrido a cargo del delegado de Derechos Humanos y para la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad del CERMI, Gregorio Saravia.

CLAUSURA DE LA JORNADA
Por último, ha tenido lugar la clausura de la jornada, que ha contado con la participación de la miembro de la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo, Mónica Silvana; la presidenta de la Alianza Internacional de la Discapacidad, Ana Lucía Arellano; y la directora ejecutiva de del CERMI y patrona secretaria del Patronato de la Fundación CERMI Mujeres, Pilar Villarino. 

En este sentido, la presidenta de la Alianza Internacional de la Discapacidad, Ana Lucía Arellano, ha puesto el foco en la importancia de la Red de Acción Mundial sobre Discapacidad (RED GLAD) en la que se encuentran agencias, fundaciones y el movimiento global de la discapacidad. Según ha explicado, esta red tiene un interés cómo de lograr un “desarrollo internacional inclusivo”. 

Además, ha asegurado que se necesita una “ampliación de los programas que abordan el desarrollo de las entidades de personas con discapacidad”. De hecho, IDA ha recibido el mandato de liderar el desarrollo de un documento de debate sobre la participación de las organizaciones de la discapacidad para realizar una consulta y que esta sea “lo más amplia posible”. 
Por otro lado, ha reclamado con “urgencia” la recopilación de datos desagregados que permitan medir el avance de los derechos de las personas con discapacidad y que las prácticas con enfoque interseccional “marquen el rumbo” de la política exterior de desarrollo. 

También ha recordado que en febrero del próximo año 2022 se celebra la II Cumbre Mundial sobre Discapacidad, inspirada en la primera que tuvo lugar en Londres, en la que IDA estará presente para generar compromisos y promover inclusión de personas con discapacidad a nivel nacional, regional y global. 

Por último, la miembro de la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo, Mónica Silvana, ha asegurado que España y también Europa viven hoy en día un “cambio de paradigma” con respecto a la ayuda humanitaria y la cooperación internacional, por lo que, ha dicho, se hace necesario aunar fuerzas y “ser socios” para combatir las desigualdades.

Además, ha señalado que es “importante incluir la perspectiva de la discapacidad en el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA)”. En relación a la Estrategia Europea de Discapacidad, ha reconocido que faltan medidas “más concretas” y que desde el Parlamento Europeo están trabajando en su desarrollo.

Por último, ha hecho alusión a la solidaridad de la ciudadanía europea, y ha señalado que ésta “debe llegar a todos los que la necesitan” y también a las personas con discapacidad.