CERMI Madrid solicita al Ayuntamiento de la capital que el concurso internacional de ideas para proyectar nuevos bancos, incorpore principios de Accesibilidad Universal y Diseño para Todos

FUENTE: SERVIMEDIA

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid), solicita que el Ayuntamiento de Madrid coloque el acento en la usabilidad a la hora de seleccionar la idea que dará forma a los nuevos bancos de la capital. Hasta el momento, estos elementos básicos del mobiliario urbano, han sido considerados, en buen número de proyectos, como un elemento estético que “viste” y casi “decora” el total de la actuación, dejando de lado, como en la remodelación de la calle Serrano o en el eje Recoletos-Prado, la perspectiva que ha de ser básica partiendo del objetivo que debe cumplir un banco: estar previsto para suministrar descanso a las personas, a todas las personas.

La definición de los requisitos que debe cumplir para que pueda ser útil a personas con características funcionales diversas y, por tanto, con necesidades diversas (pe: mayores, mujeres en estado de gestación, personas usuarias de muletas y andadores, con problemas lumbares o de espalda, etc.), vienen claramente definidas en las correspondientes normas técnicas de referencia (UNE e ISO) y contemplan, entre otras, las siguientes indicaciones: altura ajustada del asiento, incorporación obligatoria de respaldo y reposabrazos, retranqueo del reposabrazos, ángulo adecuado respaldo y asiento, profundidad del asiento, retranqueo de elemento vertical que ocupe toda la proyección inferior del asiento hasta el suelo, etc.

Todas estas indicaciones que parten de la aplicación de los principios del “diseño para todas las personas”, hacen posible que, independientemente de su edad, capacidades, situación física, etc., cualquiera de ellas pueda utilizar un banco como elemento para el descanso. De igual forma, la “amabilidad de los materiales”, así como sus características de respuesta a las condiciones climatológicas, hacen posible su uso más confortable y ajustado.

Ciudades europeas como Londres, han sido pioneras en el diseño de un modelo de banco que resuelve acertadamente todas estas circunstancias y que en el vocabulario común de este ámbito se conoce como “modelo Londres”, modelo que se identifica con la propia ciudad y que se exporta mundialmente. De hecho, la plaza de Ópera en Madrid cuenta con ese modelo de banco.

CERMI Comunidad de Madrid reclama del Ayuntamiento, la exigencia de combinación, en las bases del concurso internacional de ideas y en su posterior resolución, tanto de los aspectos estéticos como de los relativos a la aplicación de los principios de la accesibilidad universal y el Diseño para Todos, de tal forma que, en ningún caso, resulte adjudicatario de éste participante alguno que obvie los requerimientos establecidos en las normas técnicas que contemplan dichos principios.

CERMI Comunidad de Madrid, considera una oportunidad única la que ahora se presenta para resolver definitivamente el problema de los bancos en la capital considerando que, sería imperdonable, no aprovecharla y ofrece su cooperación al Ayuntamiento para aportar todo su conocimiento experto en la materia.