Murcia acoge una jornada sobre violencia de género y discapacidad

El Salón de Actos del IMAS de Murcia ha acogido la jornada `Caminando juntos. Mujer discapacidad y violencia´, un evento organizado por la Comisión de Mujer del CERMI Región de Murcia con la colaboración la Dirección General de la Mujer de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades del Gobierno de la Región de Murcia.

La consejera de Familia e Igualdad de oportunidades, Violante Tomás, ha sido la encargada de inaugurar este evento dirigido a profesionales en la materia y público en general. A continuación ha tenido lugar la ponencia `Erradicación de la violencia de género en mujeres y niñas con discapacidad´ a cargo de la coordinadora de la Fundación CERMI Mujeres, Isabel Caballero. Con posterioridad la jefa de Servicio de la Dirección General de Mujer de Murcia, María Dolores Andreu, ha dado una charla-coloquio sobre la función de la Red Regional de Recursos de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género.

Para finalizar, las conclusiones y la clausura de la jornada han correspondido a la directora general del Servicio de la Dirección General de Mujer de Murcia, Alicia Barquero, y a la presidenta de la Comisión de Mujer del CERMI Región de Murcia, Teresa Lajarín, que resaltaron la necesidad de la colaboración en el diseño del protocolo de atención a víctimas de violencia de género, con los fines de incluir las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad, garantizar la accesibilidad del servicio y la adecuada atención, y trabajar conjuntamente en las campañas de concienciación para la erradicación de esta lacra social, que solo este año, ya ha ocasionado 45 muertes, 45 mujeres que han sido asesinadas.

Desde el CERMI RM se pide que se visibilice el impacto que la violencia de género tiene en las mujeres y niñas con discapacidad, ya que se estima que suponen más del 10% de las víctimas. Para ello se solicita que se mejoren los registros y se incluya el dato referido al tipo de discapacidad, para poder analizar con mayor rigor la situación real y proponer medidas que contemplen la eliminación de la doble discriminación que sufren las mujeres y niñas por razón de género y de discapacidad.