Murcia. Protocolo contra los malos tratos a mujeres con discapacidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, inauguró la jornada 'Caminando junt@s', en la que se trata la erradicación de la violencia de género en mujeres y niñas con discapacidad. El encuentro se ha organizado en colaboración con el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de la Región de Murcia y se enmarca en el programa de actos conmemorativo del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La consejera declaró que "con esta jornada queremos poner el énfasis en el colectivo de mujeres con discapacidad que, por su especial situación de vulnerabilidad, hace que la violencia hacia ellas por motivo de género sea especialmente deplorable", y adelantó que "se va a poner en marcha un protocolo regional que se inicia con la identificación de los casos en los que una mujer con discapacidad puede estar sufriendo malos tratos".

En este sentido, la consejera se refirió a las circunstancias agravantes que viven estás mujeres víctimas de maltrato. "Hemos constatado", manifestó, "que, a mayor grado de discapacidad, menor es la posibilidad de autodefensa.

En la mayoría de los casos, son mujeres que se encuentran en situación de dependencia económica que les coacciona para denunciar su situación y, paradójicamente, su asistencia o cuidados, la hacen más dependiente de su agresor.

Además, al miedo a perder vínculos afectivos familiares por denunciar a su agresor se añade el miedo a perder cuidados". A estas cuestiones hay que sumarle, a menudo, la dificultad que tienen para acceder a recursos que les permitan reconocer que se encuentran en una situación de violencia y lugares a los que puede acudir para recibir la ayuda necesaria que les permita salir de esa situación.

La consejera aseguró que "estas circunstancias propician la dificultad que tenemos las administraciones públicas para poder recabar datos e información que nos ayude a detectar casos de violencia sobre mujeres con discapacidad y nos permitan elaborar protocolos preventivos y de actuación específicos con suficientes garantías de protección, de ahí la importancia que tiene poner en marcha un protocolo específico, como el que hoy presentamos", concluyó.